New Page 1

 

 

 

 

                                                                                                                        

LOS VOLCANESDE TODO EL MUNDO

Volcan Pequeño                                    Volcanes Activos                                       11 importantes

 

En esta página mostramos algunos de los volcanes más importantes del mundo, ya sea por sus características volcánicas, como por su relevancia histórica o cultural, y que pueden ayudar a comprender qué es un volcán o porqué resulta tan difícil su predicción. Algunos de ellos han protagonizado las peores erupciones volcánicas de las que tiene constancia el ser humano, quedando en la memoria de la humanidad por su temible destrucción, que en muchas ocasiones se podría haber minimizado si se hubiera sabido qué hacer en caso de erupción volcánica.

 

Un breve Ejemplo

Monte Vesubio, Italia


  
Se trata de un volcán activo de tipo vesubiano, con 1.871 metros de altura sobre el nivel del mar. Hay otros volcanes italianos, hoy activos y más altos que éste (Stromboli, Vulcano, Etna, etc), p
ero ninguno ocupa una página tan destacada en la historia de la Vulcanología, como el Vesubio. En el año 79 d.C, durante el imperio de Tito, parte de la Campania romana se vio asolada por una tragedia volcánica. El Vesubio, cerca de la actual Nápoles, cubría de cenizas en pocas horas la ciudad de Pompeya y anegaba en fango las de Herculano y Stabias. La cobertura con que el volcán recubrió a Pompeya ha facilitado, paradójicamente su conservación casi intacta, lo que ha permitido a los historiadores, desde el siglo XVIII, conocer muchísimos más detalles de la vida romana. La mayor parte de las 20.000 personas que murieron en dichas ciudades sufrieron asfixia debido a los vapores de azufre emanados del cráter del Vesubio. Hoy en día se considera que el Vesubio está extinguido. Es una atracción turística de primer orden y sus laderas están recubiertas de flora variada y viñedos. Entre los aspectos más importantes de los descubrimientos arqueológicos de Pompeya, destaca el grado de conservación extraordinario de los objetos encontrados. La lluvia de cenizas húmedas que acompañó a la erupción formó un sello hermético sobre la ciudad, conservando muchas estructuras públicas, templos, teatros, termas, tiendas y casas particulares. Además, entre las ruinas se encontraron los restos de más de 2.000 víctimas del desastre, incluidos varios gladiadores encadenados para que no se escaparan o se suicidaran.